martes, 1 de abril de 2008

MALDIGO DEL ALTO CIELO ( dedicado al AMOR )

Maldigo del alto cielo La estrella con su reflejo Maldigo los azulejos Destellos del arroyuelo Maldigo del bajo suelo La piedra con su contorno Maldigo el fuego del horno Porque mi alma está de luto Maldigo los estatutos Del tiempo con sus bochornos Cuánto será mi dolor.

Maldigo la cordillera De los andes y de la costa Maldigo señor la angosta Y larga faja de tierra También la paz y la guerra Lo franco y lo veleidoso Maldigo lo perfumoso Porque mi anhelo está muerto Maldigo todo lo cierto Y lo falso con lo dudoso Cuánto será mi dolor.


Maldigo la primavera Con sus jardines en flor Y del otoño el color Yo lo maldigo de A la nube pasajera La maldigo tanto y tanto Porque me asiste un quebranto Maldigo el invierno entero Con el verano embustero Maldigo profano y santo Cuánto será mi dolor.


Maldigo a la solitaria Figura de la bandera Maldigo cualquier emblema La venus y la araucaria El trino de la canaria El cosmo y sus planetas La tierra y todas sus grietas Porque me aqueja un pesar Maldigo del ancho mar Sus puertos y sus caletasCuánto será mi dolor.


Maldigo luna y paisaje Los valles y los desiertos Maldigo muerto por muerto Y al vivo de rey a paje Al ave con su plumaje Yo la maldigo a porfia Las aulas , las sacrsitias Porque me aflije un dolor Maldigo el vocablo amor Con toda su porquería Cuánto será mi dolor.


Maldigo por fin lo blanco Lo negro con lo amarillo Obispos y monaguillos Ministros y predicantes Yo los maldigo llorando Lo libre y lo prisionero Lo dulce y lo pendenciero Le pongo mi maldición En griego y español Por culpa de un traicionero Cuánto será mi dolor.


VIOLETA PARRA

12 comentarios:

La Perra de Kenia dijo...

Si a este texto le ponemos unas gotas de Maria del Mar Bonet ....
Es muy bonito.
Un abrazo campeón

Luzjuria dijo...

Llega un momento en la vida que uno maldice hasta el día en que naciste... y por ende a toda tu parentela... cuanto dolor sintio la gran Viola al escribir esta canción, "... por culpa de un traicionero ..."

Roclates dijo...

Vaya Compañero. En algún momento, creo que he llegado a maldecir "ciertas fechas..." Pero de ahí, a "Maldecir el Amor..." Creo que no he llegado a tanto... Arriba el Ánimo Compa! .... QUE ESO, NO ES EL AMOR!!

En todo caso, me quedo con esta:

"Maldigo por fin lo blanco Lo negro con lo amarillo Obispos y monaguillos Ministros y predicantes Yo los maldigo llorando Lo libre y lo prisionero Lo dulce y lo pendenciero Le pongo mi maldición En griego y español Por culpa de un traicionero Cuánto será mi dolor".

Besos!!

icue dijo...

Seguro que en la vida llegan desengaños, llegan penas, pero no se debe maldecir, al final,"omnia inbonus", todo es para bien, demos gracias a Dios por todo, por lo bueno y por lo que creemos que es malo, pero no maldigamos.
Un abrazo

IndeLeble dijo...

Hola Gurú , quisiera primero felicitarte por ste nuevo estilo del blog , PRECIOSO !!
Y despues nuestro amigo La Perra de Kenia , cumplio años y le hice un post , pasa por favor y dejale un mensajito , es una muy buena persona!!Besotes Ali.

IndeLeble dijo...

Y vos ya los cumpliste ??????????
Voy a hacer un SUPER POST !!!!!!!!!

Roclates dijo...

Hola Compa!
Le dejé un "regalito" en mi blog... vaya y búsquelo!!!
Cariñooooosss!

Guillermo Soto Garcia dijo...

que bueno
hasta hace poco estaba en lo mismo

violeta simplemente espectacular
genial

saludos
hasta pronto

cynthia dijo...

lo importante es que podemos mal decir.. y volver a empezar.. todo queda en nosotros!!!

Siempre el arcoiris florece en nuestros corazones!!
darse cuenta a tiempo y ho quedarse en las penas!!

besotes!!!!

Cruzcanhoto dijo...

Me ha encantado tu espacio. Un abrazo

Luis Alejandro Bello Langer dijo...

Era la etapa de la bronca de Violeta Parra...y qué bronca, ¿no? Es de esas que sólo provoca el dolor del corazón. Saludos cordiales.

caselo dijo...

No me cabe la menor duda: tu justo reclamo antes que un torrente de odio es la voz solitaria que busca decirnos que no podemos seguir como almas en pena por el mundo. Nada amigo, la única paradoja sería la de vivir muerto y la de quedarse anclado en la monotonía. Siempre recuerda que finalmente es el amor el que mueve al mundo. Así lo siento. Un abrazo,

Carlos Eduardo